Día 2


Día 2:

  • Remedio casero
  • Estiramientos “buenos días”
  • Desayuno
  • Ejercicio
  • Almuerzo
  • Comida
  • Merienda
  • Sesión yoga en pareja
  • Cena

He empezado el día dos pensando que hay algo muy importante que debes tener en cuenta si vas a seguir las recomendaciones de cualquier entrenador o deportista que enseña sus entrenamientos o dietas.

Si hay algo que tengo claro (y creo que es evidente) es que cada uno tiene que sentirse bien consigo mismo y con su cuerpo. Partiendo de esta base es imprescindible saber que cada persona es un mundo y lo que le viene bien a unos no tiene los mismo resultados en otros y lo que le funciona a tu compañero no tiene por qué ser igual para ti.

Dedicaré un post exclusivamente a este tema. Y hablaré sobre un libro muy interesante que cuenta perfectamente esto “Be real. Not perfect”.

¿Por qué digo esto ahora?

Pues bien. Al despertarme esta mañana tenía un fuerte dolor de estómago, seguramente debido a la cena de ayer. Recuerdo que en el día 1 habíamos hecho para cenar una ensalada variada. Es imprescindible conocer tu cuerpo y saber qué es lo que te sienta bien y lo que debes evitar.

Mi dolor de hoy puede estar causado por dos cosas: la lechuga o el tomate. El resto de ingredientes de la ensalada son habituales de mis cenas así que no creo que fueran los causantes. ¿Cómo resolver el problema? ¡Arriesgando! La forma más fácil de saber cuál de los dos alimentos tuvo la culpa es volviendo a probarlos por la noche por separado y esperar a la mañana siguiente.

  • Remedio casero

Como soy bastante flojilla con el estómago, estoy acostumbrada a estas cosas y he probado mil remedios para aliviar el dolor.  Después de muchas pruebas me he dado cuenta que cuando me despierto con dolor de estómago se me pasa casi de inmediato si me bebo en ayunas un vaso grande de agua mineral templada. Es importante que el ph del agua sea lo más neutro posible, en cuanto a los residuos (todo esto indicado en el etiquetado) no he notado diferencia en el efecto, pero está claro que en cuanto menos, mejor.

Este es mi remedio más rápido para que el dolor de estómago no me impida empezar el día con normalidad, seguramente no os funcione a todos (para algunas personas es casi imposible beber tanta agua en ayunas) pero, si no lo pruebas no sabrás si te funciona a ti.

Y así es como he empezado mi día 2.

  • Estiramientos “Buenos días”

Como debo esperar un tiempo (unos 30 min) para que el agua en ayunas haga efecto. He aprovechado para realizar unos estiramientos en la cama y así activar el organismo y empezar el día a tope.

Esta es una de las rutinas de estiramientos en la cama que más me gusta. Debería estar en el cabecero de cada cama a modo de mandamientos. A mi me encanta esa secuencia en concreto porque sirve de “buenos días” pero también de “buenas noches”. En el orden que vemos en la imagen nos ayuda a conciliar el sueño si lo llevamos con una respiración nasal controlada.

Por la mañana, empezaremos a realizar los estiramientos desde la última posición, de forma que terminamos sentados en la cama.

Hoy he utilizado 1 minuto para cada posición (la mayoría hay que hacerlas a ambos lados) porque tenía tiempo en lo que podía empezar a desayunar. Me ha llevado unos 20 min. Pero puedes reducir el tiempo en cada posición hasta 2 respiraciones por postura y sólo tardarás unos 3 min.

  • Desayuno

Bol de yogur natural con cereales integrales, frutos secos y virutas de chocolate.

  • Ejercicio

A las 9:15 estaba saliendo de casa para ir andando al gimnasio (tardo unos 10 min). La sesión de hoy ha sido de Balance.

Esta clase une ejercicios de pilates y yoga al ritmo de la música. Es muy recomendable para todos los que os aburrís con el yoga. En mi gimnasio, la profe que da esta clase es la misma profe de yoga así que se lo lleva a su terreno y siempre terminamos con unos 15 minutos de relajación que te dejan como nueva.

Os dejo un video de ejercicios que podéis hacer en casa similares a los que podemos hacer nosotros en clase.

Con estos ejercicios sería suficiente para el segundo día.

  • Almuerzo

4 rodajas de piña en su jugo

  • Comida

A la hora de la comida he aprovechado para deshacerme de las sobras que quedaban del fin de semana. Hemos comido lasaña con la carne picada de pollo de la comida de ayer. Si quieres puedes hacer lasaña con pollo y verduras o sustituir las placas de lasaña por pasta normal o arroz.

  • Merienda

Para merendar hoy toca un smoothie:

        -Un plátano

        -Dos yogures naturales

        -Stevia

        -Proteína de plátano y fresa

        -Frambuesas heladas

        Si queda muy espeso, añadir leche (yo uso siempre semidesnatada sin lactosa)

En cuanto a los ingredientes… uso siempre lo que tengo en la nevera, nunca repito la misma receta. Lo mejor de hacer smoothies es ir probando y echarle lo que le falta.

  • Sesión de yoga en pareja

Pocas cosas me parecen más geniales para hacer en pareja como practicar deporte juntos. Las risas están aseguradas, se pasa un rato muy agradable juntos y encima te pones en forma (independientemente que luego recuperes fuerzas con una tarta de chocolate).

Ahora, nos ha dado por practicar “posturitas” de yoga después de ver unos videos en internet. Hay que tener en cuenta que los dos estamos acostumbrados a hacer deporte aun que hay algunos ejercicios muy sencillos que puede hacer cualquiera.

Mi recomendación es entrenar la zona de core ya que en casi todas las posturas es necesario imprimir bastante fuerza con el tronco para mantener la posición.

¿Por qué me gusta tanto?

  1. Aumenta la confianza en la pareja ya que en la mayoría de las posiciones el uno depende del otro (ya sea de su fuerza, de su resistencia o de su equilibrio).
  2. Mejoras todas las cualidades que se practican en el pilates, incluida la concentración.
  3. Es divertido y entretenido (nunca sale igual).
  4. Te exiges más que cuando entrenas individualmente para intentar seguir el ritmo del otro (siempre eres más flojo en uno de los aspectos: si uno tiene más fuerza, el otro más flexibilidad por ejemplo).
  5. Siempre se termina con un beso 🙂

Si no quieres (o no puedes) arriesgarte con una sesión de yoga en pareja, puedes hacer media hora de core. Combina planchas frontales y laterales con ejercicios de oblicuos y lumbar.

pareja yoga

  • Cena

Para cenar hoy toca alcachofas con jamón.

Yo salteo unos corazones de alcachofa con un poco de ajo laminado y unas gotas de aceite. Después apago el fuego y añado unos taquitos de jamón (de Guijuelo xD).

Cuando tengo hambre antes de irme a la cama, como un yogurt 0% o unos cuantos frutos secos.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *