Día 7 2


  • Desayuno
  • Compra
  • Almuerzo
  • Comida
  • Merienda
  • Entrenamiento en casa
  • Cena

Hoy he decidido que lo mejor para deshacerme de todo lo del fin de semana es “depurar” un poco mi cuerpo. Es algo que normalmente me funciona para sentirme menos hinchada y pesada. Así que hemos empezado el día motivados.

  • Desayuno
    • Una rodaja de piña + una tostada de jamón serrano + licuado de fruta (mandarina, naranja y zanahoria con edulcorante)

 

  • Compra

Como sabéis, estas semanas hemos estado bajo mínimos de comida. Hemos ido vaciando la nevera para “rellenarla” de cositas un poco más saludables. Lo malo de esto es que hemos estado unos días comiendo “sobras” que no eran del todo idóneas para la dieta. Pero, después de mucho intentarlo, nos hemos dado cuenta que la única forma no comer alimentos “prohibidos” es que no estén a nuestro alcance.

¡Hemos hecho una compra que daba penita verla! Eso sí… ¡cuánto color! Hemos arrasado con la frutería y la zona de ensaladas. Además hemos comprado yogures para 15 días, pan de centeno y gambas.

Al llegar a casa hemos hecho limpieza total de nevera y ahora ¡parece otra!

  • Almuerzo

Como la limpieza de la nevera ha sido un duro trabajo, casi casi cuenta como entrenamiento: agáchate a por la compra, sube los brazos para colocarlo en su sitio… ¡Joder! ¡Cada día soy más vaga!

Para almorzar hemos tomado una infusión: yo manzanilla y Diego un te de ciruela.

 

  • Comida

Aprovechando la limpieza de la nevera han aparecido unas cuantas verduras al fondo del cajón, que he utilizado para hacer un puré: 2 patatas, 2 zanahorias, medio pepino, 2 dientes de ajo, una cebolla mediana, un nabo y un poco de puerro.

Además he hecho un poco de pasta de colores para una ensalada que llevaba: tomate y pepino troceado, maíz dulce y 2 huevos cocidos con un poco de aceite, vinagre y sal.

  • Merienda
    • Frutos secos
    • 2 tortillas de arroz

 

  • Entrenamiento

En cuanto menos hago, menos quiero hacer. Estamos en modo sofá intensivo. Pero tenemos que hacer algo así que hemos optado por una sesión de abdominales + estiramientos. Aprovecho los días que no entreno para mejorar la elasticidad (cosa que necesito si no quiero ser un palito).

Este video es genial, ideal para hacerlo una vez al mes o cada 15 días:

Después del entrenamiento, acuérdate de comer algo si vas a tardar más de una hora en cenar. Sino tus músculos no recuperarán correctamente.

 

  • Cena
    • Guisantes con jamón
    • Tortilla de claras y atún

Si eres de los míos y, al poco tiempo de cenar, te entra un hambre como si no hubieras comido en todo el día, saca un puñadito de nueces o un yogur 0%.

Yo también suelo comer fruta, aún que dicen que no es nada saludable antes de ir a dormir por la fructosa que contienen, cosa que creo que no me afecta. Igual que hay a quien el chocolate por la noche no le deja dormir… ¡menuda faena!

 

 

 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Día 7