Día 21


¡Socorroooo!

¡Necesito motivación! No tengo ningún tipo de fuerza de voluntad para seguir con la dieta sana y el mundo se pone en mi contra. La verdad es que estos días están siendo absolutamente geniales y no los cambiaría por unos abdominales de acero. Pero estoy con las pruebas del vestido y la modista me va a mandar a freír espárragos (a hervirlos a este paso).

Anoche trasnochamos un pelín (un pelín de Rapuncel) preparando cositas para la boda ya que este finde no he pasado por casa y no hemos tenido tiempo para nada. Hoy, como era de esperar, nos hemos levantado bien tarde y hemos querido ir a hacer una visita sorpresa a una personita cada vez más especial. Después hemos ido rápido a casa porque éramos nosotros los que teníamos otra visita recién llegada de la capi.

  • Desayuno
  • Bbq
  • Merienda
  • Paseo
  • Cena

 

  • Desayuno

Hoy voy a hablaros de algo muy interesante para los que lo pasan mal por no poder darse un capricho en los desayunos durante las dietas saludables.

¡Hoy hemos hecho churros caseros! Os voy a contar dos opciones para ellos. Encontré una receta muy buena para hacerlos al horno (directa de migasenlamesa). Quedan mejor pero se tarda más.

Churros

 

INGREDIENTES
[24 UNIDADES]
Harina, 125 g [floja, y sin levadura]
Agua, 250 ml
Azúcar, 2 cucharadas
Sal, 1/2 cucharadita
Mantequilla, 50 g
Huevos, 2 ud
Vainilla en pasta

MODUS OPERANDI: TRADICIONAL

Pesar y cernir la harina y reservar.

En una olla, ponemos a calentar a fuego medio el agua junto con la mantequilla, el azúcar y la sal. Esperamos a que de el primer hervor, volcamos la harina de golpe y la mezclamos con una espátula hasta que la masa se empiece a despegar de la olla. Esto hay que hacerlo rápido y con bastante energía.

Dejamos la preparación fuera del fuego un ratito, 5 minutos valen, para que se temple la masa.

Añadimos el primer huevo batiendo bien y una vez esté totalmente integrado, añadimos el segundo. Si hacemos más cantidad, los huevos irán siempre de uno en uno y nunca añadimos el siguiente hasta que no se haya integrado el anterior. Añadimos por último la vainilla, y la integramos bien.

Precalentamos el horno a 250º.

Pasamos la masa a una manga pastelera [si te lo estás preguntando, usé la boquilla Wilton 1M] y la dejamos reposar hasta que enfríe.

Formamos los churros en la bandeja del horno, y los horneamos a 200º durante 20 minutos, aunque cada horno es un mundo y es mejor que saques uno y te asegures de que no hay masa cruda en su interior.

Los enfriamos en una rejilla… con un perro guardián al cargo, si queremos volverlos a ver.

churros hacendado

La segunda opción es más simple. Más rápida. Pero no son “caseros” realmente. El Mercadona hay un spray en la zona de refrigerados que un día, no sé por qué, decidí investigar y leer la composición. Me di cuenta de que los ingredientes no eran del todo malos y caí en la cuenta de que lo realmente “suicida” era la gran cantidad de aceite que se utiliza al hacerlos. Por los que decidí hacerlos al horno y el resultado me sorprendió. El producto está indicado para la freidora o sartén pero si tienes cuidado podemos evitarlo.

Sólo tienes que precalentar el horno a 180º. Prepara una bandeja forrándola con papel de aluminio. Usa aceite en spray para rociar la base y los churros no queden pegados.

Mi consejo es que dejes fuera de la nevera el bote de masa para churros unas horas antes. Cuando el horno esté caliente, haz la forma que quieras que tengan tus churros dejando separación entre ellos. Vuelve a echar spray de aceite por encima o píntalos con un pincel.

Baja la temperatura del horno (incluso puedes apagarlo a los 2 o 3 min y se terminan de hacer con el calor del horno). Aún no sé cuánto tiempo deben estar en el horno, así que estate atento de que no se quemen. ¡Ya tienes tus churros!

churros

El primer día que lo intenté sucedió esto: la forma milagrosa de quemar 600 calorías en 3 min.

 

  • Comida

Como teníamos invitado, y cualquier excusa nos viene bien, hemos sacado a relucir nuestras artes barbacolienses. Ya somos unos expertos. Es una buena forma de comer rico, pasar un buen rato mientras disfrutas del buen tiempo y encima cocinas sin aceites y de forma sana. Para hoy teníamos pechugas de pollo, solomillo de ternera, costillas de cerdo y unas patatas asadas ¿qué más se puede pedir?

 

  • Merienda y paseo

Después de comer nos fuimos a la piscina pero, cuando más tranquilos estábamos, nos han dado una sorpresa: se han encendido los aspersores y hemos salido de allí super rápido (por decirlo finamente).

piscina

Hemos recogido y nos hemos ido a dar un paseo por el puerto de Valencia. Hemos estado un buen rato pateando todo el puerto, las arenas, el paseo de la Malvarosa… y hemos visto que ya han empezado a poner los puestos de mazorcas de maíz asadas así que esa ha sido nuestra merienda. No eran de temporada pero eran nuestras primeras mazorcas del año así que estaban riquísimas, o eso nos ha parecido.

mazorcas

  • Cena

Para cenar ya ha vuelto a ser un poco liada. He hecho una tortilla de patata haciendo las patatas al vapor en el micro con cebolla y después las paso por la sartén con una pizca de aceite, sal y perejil. Un huevo y el resto claras. A quien no esté acostumbrado, esta tortilla sabe a poco. Pero en cuanto la haces un par de veces seguidas (y no vas a casa de tu madre y tiene tortilla) está rica rica. Hasta aquí todo bien. Pero con nuestro afán de vaciar la nevera (sí, todavía tenemos cosas) he empezado a sacar sobras así que hemos hecho una cantidad de mezclas que me aseguran el dolor de estómago de esta noche.

 

Estoy preparando un post sobre mi rinde de Workshop hablando de lo bonitas que son algunas casualidades de la vida y de cómo aprovechar cada oportunidad.

 

¡ Que nada os arruine la semana !

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *