Adiós pereza: conoce el método KaiZen


¡Maldito calor!

En estos días no apetece hacer nada, todo cuesta más de lo normal, nuestro cuerpo parece que pesa el doble y nunca encontramos el momento para empezar a hacer aquello que tenemos en mente, por muchas ganas que tengamos de ello.

Seguro que más de una vez has querido hacer algo que, a simple vista parece fácil y divertido, pero el sofá no te deja actuar: salir a patinar, empezar ese libro, preparar una receta especial… Muchas veces y, en especial, en época de calor, perdemos toda la fuerza de voluntad que en algún momento tuvimos en nuestro perezoso cuerpo y al final terminamos haciendo lo mismo de siempre: NADA. Y, lo que es peor aún, al final del día estamos enfadados con nosotros mismos por no haber sido capaces de intentarlo.

lazy, deporte, fitness, rutina, pereza, perezoso, deporte en verano, verano

Pues bien, los japoneses tienen una solución para esto (como para todo) basado en una filosofía de actuación que nos ayudará a desprendernos de la pereza por cualquier actividad. Se llama KaiZen y, como diríamos nosotros, consiste en hacer las cosas “sin prisa pero sin pausa“.

Un error tremendo que cometemos la mayoría de los seres viviente (excepto los japoneses, por supuesto) es querer hacerlo todo YA. Cuando nos proponemos empezar a ir al gimnasio queremos ir 5 días a la semana, cuando queremos colocar el armario parece que se fuera a caer si sigue así un día más (salvo en algunas ocasiones que esto sí es así), cuando queremos preparar el jardín para la primavera es como si sólo tuviéramos un fin de semana para arreglarlo todo… Y, al igual que las dietas, las cosas que pasas de la nada al todo no funcionan. Sólo pensar la paliza que me voy a dar si salgo a correr y quiero hacer los mismos km que el vecino, o dejar el coche tan limpio como cuando lo saqué del concesionario… ¡prefiero ni empezar!

La filosofía kaizen significa “mejora continua” y actualmente es una estrategia de calidad de muchas empresas. Se basa en el concepto de que cada día debe tener una posibilidad de mejorar: muchas mejoras pequeñas y continuas son mucho mejor que un cambio grande. De esta forma evitaremos cuestiones como el miedo o la pereza.

minuto, cambio, rutina, pereza, reloj, verano, minuto

Hacer el cambio tan fácil que sea imposible fallar“, así podríamos describir las consecuencias de este método. Empezar las tareas que queremos que empiecen a formar parte de nuestra rutina por un minuto al día. Salir un minuto a correr, dedicar un minuto a concentrarnos en nuestra respiración, estirar… Un minuto no es nada pero “más vale un paso pequeño hacia nuestro destino que no dar ningún paso“.

Si lo que quieres es ponerte en forma aprovecha que te has levantado al servicio para hace un minuto de sentadillas delante del televisor. Quizás cuando termines no quieras más pero seguro que en pocos días ya aguantas dos minutos y quieras seguir probando con algo más.

Sólo necesitas un minuto al día para cambiar tu vida

Something is wrong.
Instagram token error.
Cargar más

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *