(Parte IV) Trucos para cuidarse sin esfuerzo


Cuídate sin esfuerzo. Pequeños trucos para no hacer dieta nunca más.

Este mes estamos hablando de pequeños trucos que te ayudarán a crear hábitos saludables para mantener la forma y evitar esas calorías extra.

Aquí van unos tips más para quienes consiguieron con éxito los anteriores:

  1. Espejito espejito. Cuando estés sólo, come delante de un espejo. Usa un espejo de mesa o de maquillaje como compañero de comida. Igual que corregimos nuestros gestos cuando nos vemos en un espejo y no nos gusta, también corregiremos nuestra forma de comer si somos más conscientes de lo que estamos haciendo. ¡Disfruta de tu compañía!

Cuídate sin esfuerzo. Pequeños trucos para no hacer dieta nunca más. Este mes estamos hablando de pequeños trucos que te ayudarán a crear hábitos saludables para mantener la forma y evitar esas calorías extra. Aquí van unos tips más para quienes consiguieron con éxito los anteriores: 1.	Espejito espejito. Cuando estés sólo, come delante de un espejo. Usa un espejo de mesa o de maquillaje como compañero de comida. Igual que corregimos nuestros gestos cuando nos vemos en un espejo y no nos gusta, también corregiremos nuestra forma de comer si somos más conscientes de lo que estamos haciendo. ¡Disfruta de tu compañía! 2.	Cuenta 10. Cuando la tentación se apodere de tu ser cuenta hasta 10 antes de abrir ese bote de Nutella, pero ya que cuentas… no lo hagas en vano y haz 10 sentadillas o 10 abdominales cuchara en mano. Te dará tiempo a pensar si de verdad es necesario lo que ibas a zampar. 3.	Huele la comida. Antes de comerte ese trozo de tarta huélelo con detenimiento y empieza comiendo trocitos pequeños y saboreándolos bien. En cuanto disfrutes del sabor y del aroma te darás cuenta de que lo que tienes no es hambre. 4.	No tritures la comida. Es mejor comerse una sopa de verduras que la verdura hecha puré. Masticar los trocitos hace que nos llenemos antes y da la sensación de plato principal mientras que después de tomarnos una taza de crema de verduras sentimos que nos falta algo más. 5.	Escurre bien. “Usa una servilleta, o un trozo de rollo de celulosa. La puedes poner por debajo y por encima de los fritos y puede llegar a absorber casi una cucharada de aceite, o 4,5 gr de grasa. Aproximadamente las calorías de dos porciones medianas de pizza.” 6.	Burro grande ande o no ande. Lo que te sacian no son más o menos calorías sino más o menos cantidad. Aprovecha alimentos que ocupen mucho en tu plato y en tu estómago con calorías bajas antes que un pequeño bizcocho repleto de colesterol.  7.	Pececitos pececitos. Cambia la carne por pescado siempre que puedas. El pescado contiene omega3, grasas saludables que te ayudan a la combustión de grasas más fácilmente.  8.	Llena tu casa de frases motivadoras. Si tienes post-its o cartelitos con frases inspiradoras que te ayuden a conseguir lo que buscas, será más fácil no caer en la tentación. Si al abrir el armario te recuerdas a ti misma que es mejor un beso que una galleta y además está más rico, seguramente cambies de opinión. 9.	Limonada con stevia para combatir el calor. Ten siempre una jarra de limonada fresquita en tu nevera. Beberás más y encima ayuda a tu metabolismo a activarse, mejorarás la acidez de tu sangre y te ayudará a depurar lo que tenemos de más. 10.	¡Baila, baila mucho! Pon tu música preferida de baile mientras estás en casa. El simple contoneo y escuchar tu música preferida libera endorfinas, lo que ayuda a ser más fiel a tus objetivos y además a consumir más calorías. 11.	 Disfruta de tu perro. Nada mejor como tener un perro para darte unos buenos paseos al día. Si tienes la suerte de vivir en la playa o cerca de la montaña disfruta de su compañía y de la naturaleza paseando juntos y jugando con los palos. 12.	Un gimnasio en casa. No no, no hacen falta mancuernas ni pesas para estar en forma. Haz limpieza general o coloca los muebles de esa forma que llevas visualizando todo el año. Es mejor que una sesión de abdominales.  En estos días hemos dado casi 40 consejos fáciles de seguir que te ayudarán a reducir las calorías en tu cuerpo. Si consigues hacer 10 de ellas durante 3 días, celébralo con un capricho. Después 3 días cumpliendo 11 y así progresivamente… Es así de fácil. Cada vez te será más fácil y podrás ir sumando más hasta conseguir un estilo de vida saludable.  Fuente: Lineaysalud

2. Cuenta 10. Cuando la tentación se apodere de tu ser cuenta hasta 10 antes de abrir ese bote de Nutella, pero ya que cuentas… no lo hagas en vano y haz 10 sentadillas o 10 abdominales cuchara en mano. Te dará tiempo a pensar si de verdad es necesario lo que ibas a zampar.

Trucos para cuidarse sin esfuerzo

3. Huele la comida. Antes de comerte ese trozo de tarta huélelo con detenimiento y empieza comiendo trocitos pequeños y saboreándolos bien. En cuanto disfrutes del sabor y del aroma te darás cuenta de que lo que tienes no es hambre.

Trucos para cuidarse sin esfuerzo

4. No tritures la comida. Es mejor comerse una sopa de verduras que la verdura hecha puré. Masticar los trocitos hace que nos llenemos antes y da la sensación de plato principal mientras que después de tomarnos una taza de crema de verduras sentimos que nos falta algo más.

salmon

5. Escurre bien. “Usa una servilleta, o un trozo de rollo de celulosa. La puedes poner por debajo y por encima de los fritos y puede llegar a absorber casi una cucharada de aceite, o 4,5 gr de grasa. Aproximadamente las calorías de dos porciones medianas de pizza.”

Churros

6. Burro grande ande o no ande. Lo que te sacian no son más o menos calorías sino más o menos cantidad. Aprovecha alimentos que ocupen mucho en tu plato y en tu estómago con calorías bajas antes que un pequeño bizcocho repleto de colesterol.

Trucos para cuidarse sin esfuerzo

7. Pececitos pececitos. Cambia la carne por pescado siempre que puedas. El pescado contiene omega3, grasas saludables que te ayudan a la combustión de grasas más fácilmente.

pasta con gambas

8. Llena tu casa de frases motivadoras. Si tienes post-its o cartelitos con frases inspiradoras que te ayuden a conseguir lo que buscas, será más fácil no caer en la tentación. Si al abrir el armario te recuerdas a ti misma que es mejor un beso que una galleta y además está más rico, seguramente cambies de opinión.

motivación, deporte, voluntad, energía, positivismo, tú puedes

9. Limonada con stevia para combatir el calor. Ten siempre una jarra de limonada fresquita en tu nevera. Beberás más y encima ayuda a tu metabolismo a activarse, mejorarás la acidez de tu sangre y te ayudará a depurar lo que tenemos de más.

Trucos para cuidarse sin esfuerzo

10. ¡Baila, baila mucho! Pon tu música preferida de baile mientras estás en casa. El simple contoneo y escuchar tu música preferida libera endorfinas, lo que ayuda a ser más fiel a tus objetivos y además a consumir más calorías.

Trucos para cuidarse sin esfuerzo

11. Disfruta de tu perro. Nada mejor como tener un perro para darte unos buenos paseos al día. Si tienes la suerte de vivir en la playa o cerca de la montaña disfruta de su compañía y de la naturaleza paseando juntos y jugando con los palos

Trucos para cuidarse sin esfuerzo

12. Un gimnasio en casa. No no, no hacen falta mancuernas ni pesas para estar en forma. Haz limpieza general o coloca los muebles de esa forma que llevas visualizando todo el año. Es mejor que una sesión de abdominales.

Trucos para cuidarse sin esfuerzo

En estos días hemos dado casi 40 consejos fáciles de seguir que te ayudarán a reducir las calorías en tu cuerpo. Si consigues hacer 10 de ellas durante 3 días, celébralo con un capricho. Después 3 días cumpliendo 11 y así progresivamente… Es así de fácil. Cada vez te será más fácil y podrás ir sumando más hasta conseguir un estilo de vida saludable.

Si quieres leer el resto de consejos, click:

Parte I

Parte II

Parte III

Fuente: Lineaysalud

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *