Creo que lo primero de todo es daros una explicación a estos dos meses de parón en el blog,  aunque por las redes si he estado más presente.

Una persona muy importante para mi y un referente un muchísimas cosas me dijo que el abrirme para otros era una estupidez, que no estaba haciendo lo correcto y que me iba a arrepentir, que el deporte no lo es todo y que no daba buen ejemplo. Os  podéis imaginar como me quedé.

Inmediatamente creí a esa persona y dejé de lado el tema del blog. No hacía más que pensar si había hecho lo correcto contando mi historia, si esto podría estar perjudicando a otras personas…

Simplemente dejé de escribir y cuando la gente me preguntaba, daba largas no quería que nadie supiera la verdad pero han sido dos meses muy duros, estoy de baja, las cosas en casa se han complicado un poco, no me siento bien conmigo misma y me planteé que el tiempo que estuve con el blog me ayudó muchísimo porque lo utilizaba como terapia, que quizás el mal había sido el dejar de escribir y no el contar mi vida.

Así que la semana pasada me dije que había que retomar este proyecto, no sólo por mí, si no por Sheila, ya que ella ha apostado por mí y por esto y aquí me encuentro, preparada para contaros estos dos meses.

Bueno, vamos al meollo:

Como ya os he dicho estoy de baja, fascitis plantar y espolón, divino todo. Lo sé. Eso quiere decir que he estado con bastante reposo y eso se traduce en ralladas de cabeza. Tengo que parar en los dos trabajos, ya que no puedo ni andar mucho  ni conducir. El entrenar con Sheila nos olvidamos de calle y nada, en casita con medicación, hielo y pomadas anestésicas.

diario de una lucha con la comida aprender a adelgazar TCA bulimia recuperación así de bien salamanca alimentación transtorno

Las dos o tres semanas primeras me las tomo con calma, llevaba mucho tempo con dolores y la verdad que el parar un poco me vino bien, la cabeza estaba en su sitio y todo transcurría con normalidad. El problema surgió a partir de la cuarta semana, el reposo se me hacía muy jodido, en verdad soy un culo inquieto, siempre tengo que estar haciendo cosas y bueno el estudio me tranquilizaba un poco pero el tema de no moverme…

Empecé a tener pensamientos raritos pero pensé que era normal, no hacía nada y aunque la alimentación era buena, estaba preparada para que pudiera subir de peso ( como así ha sido).

Para tranquilizar la cabeza empecé a hacer un mínimo de ejercicio, estiramientos o pesas, todo sentada o tumbada y sin mover el pie. Al principio eso calmó los pensamientos pero estas enfermedades son parásitos, siempre necesitan más la semana pasada la alarma me saltó cuando ya los comentarios externos me molestaban y mucho y me planté.

 

diario de una lucha con la comida aprender a adelgazar TCA bulimia recuperación así de bien salamanca alimentación transtorno

Una buena llorera y borrón y cuenta nueva, tras una conversación con la Shei nos pusimos de acuerdo para retomar el plan de alimentación, ya que al estar en “reposo” hay que ajustarlo más, estoy haciendo terapias para llevar mejor el tema, y me esto poniendo metas para conseguir mi objetivo.

Creo que mi cambio de mentalidad ha hecho que empiece la semana mucho más positiva, veo las cosas desde otra perspectiva y quiero reflejarlo en el blog y en nuevos proyectos que tengo en mente.

En el siguiente post Sheila y yo os vamos a explicar como va a funcionar el plan de comidas no os preocupéis.

 

diario de una lucha con la comida aprender a adelgazar TCA bulimia recuperación así de bien salamanca alimentación transtorno

Intentaré volver estar a tope con esto aunque en dos semanas tengo los exámenes y estaré un poquito liada, pero lo voy a intentar. Como siempre, al final de los post, quiero agradecer la inmensa paciencia que han tenido estos meses Sheila y Sara que me han tenido que aguantar lo que no está escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *