EL FLATO

Estoy segura de que hace años (para algunos más que para otros), en clase de educación física, en algún momento has dicho eso de: “Yo no puedo seguir, ¡el flato!”. Pero no sólo eso, también de mayores es posible que hayamos sentido este desagradable dolor que nos impide seguir realizando cualquier actividad física.  La verdad…